martes, 16 de diciembre de 2008

Fiebre de domingo por la tarde

Hace mucho que no posteo y no porque no hayan sucedido cosas desde mi última entrada. Simplemente que por suerte estuve a pleno y con buenas noticias.

A ver… un rápido resumen: el sábado fuimos a conocer la quinta en la que pasaremos las vacaciones con mi chica y algunos días con mi hija. Superó ampliamente las expectativas, la casa es chiquita y vieja pero tiene mucha onda, la pileta es espectacular y lo mejor de todo es que toda la quinta está totalmente adaptada para niños: tiene una casita para que jueguen en el parque, una goma que sirve de hamaca, muchos árboles para hacer “expediciones” y mucho lugar para correr.

Lo mejor llegó el domingo, en un día que se vislumbraba intenso y lo concretó con creces. Primero y principal, fiesta de fin de año del jardín de mi hija. Segundo, y un poco por detrás en importancia, la última fecha del campeonato argentino con el Ciclón con chances de salir campeón o al menos, meterse en un posible desempate.

La fiesta era en un teatro en almagro, salí preparado con la cámara y muchos carilinas. El año pasado en mi primera experiencia como padre en un acto de su hija, lloré a moco tendido, filmé como si fuera Michael Fox con Parkinson y me emocioné a más no poder. Este año ya iba un poco más preparado.

Me llevé el celu para intentar ir chequeando en vivo y casi en directo el resultado de los partidos y dispuesto a bancarme todo el acto heroicamente. Primera sorpresa: no había señal adentro del teatro. Segunda sorpresa: el pequeño acto tenía como 10 partes, había pronóstico no menor a 2 horitas de duración.

Sinceramente, y no sólo porque sea el padre, mi hija es de las más lindas y de las que mejor baila, la pusieron adelante de todos y es muy gracioso verla como cada vez que cambia la música es una de las que inicia con los nuevos pasos. Realmente espectacular la gracia que tiene para moverse (dentro de unos años no me va a causar tanta gracia, lo sé…)

Además, el Ciclón ganó un partido chivo y nos metimos en la definición. Espero terminar el año con una gran alegría.

Y como para que me crean y vean que realmente baila muy bien, les dejo un video espectacular.

Nota: es la diosa de chaleco violeta que está adelante de todos.

7 comentarios:

Fulana dijo...

me mueroooooo mira lo que es jajajajajajaja es muy linda ^^ me habia olvidado lo divertidos que eran los actos escolares!

felicitaciones por la pequeña que es preciosa ^^

Amanda Gris dijo...

mor-fa-ble esa enanitaaa por dios! jajaja

sacó la gracia, la destreza, la habilidad y coordinación del padre...! jajajaja

mortal negrito, mortal!

lo del casla.... mmmmmmmmm q mal t veo pistola!... :-|

Opinologa autorizada dijo...

es una Anita en potencia!!! yo era igual bailando de chiquita.

Pero la verdad tu hija es muuucho mas linda! y desde ya es la mejor, se sabia todos los pasos, una genia!

Vasquita dijo...

mi amoooor!!!!!
Gordo, no se que tan preprado hayas ido... xq te digo que hasta a mi me emociono verla!!!
Definitivamente es una DIOSA!!!

El Tano dijo...

Gracias a todos por los comentarios, vieron que no era sólo un comentario de padre baboso???
Y si... me lloré todo!

Capitana del Espacio dijo...

No es un comentario de padre baboso (sí) pero es la verdad. Es la más linda y graciosa, una luz la pendex, manejó el tiempo de todo el resto Jaja Te felicito por la linda hija que tenés y qeu lo pasen lindo en las vacaciones ;)

Un beso!

Blonda dijo...

Son las lágrimas más lindas del mundo, y bien lo vale esa enana bailarina =)

besotes!