martes, 25 de noviembre de 2008

El sol de mis mañanas…

Supongo que las mujeres desde que son chiquitas juegan a ser mamás y quizás esta sea una de las razones por las que la maternidad es prácticamente una regla impuesta en sus vidas.

Para nosotros, creo, la paternidad pasa por otro lado. Cuando la idea se no cruza por la cabeza lo primero que imaginamos es llevar al primogénito a la cancha y gritar juntos un gol del club de nuestros amores o comprarle la primera pista de autos a control remoto.

Aún al día de hoy no tengo muy claro si la decisión de tener a mi hija fue conjunta o más de la madre, lo que tengo muy claro es que no me arrepiento para nada.

Desde ya que me encantaría que mi hija pueda crecer en una casa donde convivan sus dos papás, pero la realidad indica que eso no será posible. Y lo bueno es que las dos partes tenemos como prioridad el bienestar de nuestra hija.

Es una frase hecha esa de “los hombres siempre quieren nenes pero cuando viene una nena se le caen los pantalones” y en mi caso es más que cierto. No puedo hablar mucho de mi hija sin que la baba inunde el teclado, y eso en una notebook suele ser peligroso.

Mi hija es la más hermosas de todas las nenas (obvio, no?), es super inteligente, es una nena muy sensible, y además se da cuenta de todo. Tengo un millón de anécdotas que de sólo recordar me llenan los ojos de lágrimas, pero hay miles de pequeños gestos diarios que quizás se pierdan en la memoria pero no dejan de iluminarme el día cada vez que pasan. Por ejemplo, hoy la desperté para ir al jardín. Estaba toda transpirada en su futón-cama en el living de mi depto, como cada vez que se queda a dormir conmigo. Para ella es toda una aventura y se divierte mucho. Le puse el uniforme del jardín, le peiné el "nido de caranchos” como le digo yo y le conté que tenía una colonia nueva de “nenas” que le había comprado. Se puso toda contenta y me dijo que la seño le iba a decir que tenía muy rico olor. Le puse la colonia y cuando terminé, sin dudar un instante, se da vuelta me abraza las dos piernas y se aprieta mucho contra mí y me dice “te quiero mucho papucho, como la trucha al trucho”. De más está decir que si no moquié fue sólo porque por suerte estas demostraciones de cariño son habituales.

Sólo para que vean lo hermosa que es mi hija (en su cumple de 3 años con la carita maquillada, hace casi ya un año).

En el cumple de 3

11 comentarios:

Fulana dijo...

Tenes razon es hermosa, y no hay nada mas lindo que la relacion papa-hija, nosotras las nenas pasamos por una especie de enamoramiento con nuestros papas, para nosotras son los super papas y ellos orgullosos de eso :)

A mi me encantaria tener muchos muchos nenes, ser una especie de Susanita... espero que algun dia se me de :)

El Tano dijo...

Fulana: el problemita con la relación papá-hija va en el período 12-18 años. Yo creo que recién después que mi hija tenga 18 años voy a empezar el largo proceso de aceptar que pueda llegar a tener algo parecido a un novio. Qué días me esperan...

Juanitina dijo...

Como la trucha al trucho...es para morfarsela.
A mi mi mamá me decia te adoro como la vaca al toro.
Pero con mi papa no tengo la relacion que tiene la mayoria de las mujeres, aunque cada uno para sus adentros, quiere al otro.

El Tano dijo...

Le voy a enseñar a mi hija la de la vaca y el toro!!!
Gracias!

Lali dijo...

La nena es una dulzura, el papá tbn ...

Mi papá es lo más grande que hay, tengo la típica relación de amor total e infinito jaja, así que ... qué te puedo decir?? Disfrutá a tu chancleta, como mi pa y yo nos disfrutamos, a mis casi 40 y sus 70!!!

Ah ... los novios pasan ... mi papito es MI PAPITO!!! Quedate tranqui!!

El Tano dijo...

Lali: absolutamente atinado tu comentario. Más por cómo me muero cada vez que me dice "papi".

Psicologa con problemas dijo...

nada mas q felicidades por ese bomboncito de hijita!


tucuMALA

Blonda dijo...

Y no es para menos, tener una "cosita" así de linda y que te abrace y te diga que te quiere como la trucha al trucho debe ser para gastar un paquete de carilinas, por lo menos.
Aprovechala, porque según dice mi vieja "crecen demasiado rápido".
besos

Cherry Lips dijo...

Ahi conocemos a la princesita!!! Y si no temas, mientras te tenga va a estar bien, para nosotros los papás son lo más grande que hay, el mayor refugio.

Ame el post claro esta no?

Eso si más fotos de la princesita!!!

El Tano dijo...

Tucu: muchas gracias.

Blonda: doy fe de eso de que crecen rápido. El otro día me tiró un lapidario: "papá, vos no entendés nada!"

Cherry: me encantó eso de poder ser un refugio. Ojalá lo consiga. Gracias!

como blog no tengo con el tuyo me entretengo dijo...

nada que ver, no?

No dá para pensar un poco esto de que tu ex mujer se enganche con tu ex amigo?

Pensemosló desde lo abstracto, digo, en el fondo, bien al fondo, recontra al fondo casi casi escondido...

No se quiere quedar con algo que fue tuyo?

no digo que te quiera retener, ni que quiera seguir con vos, ni nada de todo eso, simplemente se me ocurre que algo está tramitando.

puede ser?